Enjuagues bucales, ¿sí o no?

¿Es necesario el uso de enjuagues bucales?
Blog 4 julio, 2016 No Comments

Enjuagues bucales, ¿sí o no?

Enjuagues bucales, ¿sí o no?

Los enjuagues bucales son una solución acuosa que se utilizan después del cepillado con el fin de evitar la formación de la placa bacteriana, prevenir las enfermedades periodontales (gingivitis y periodontitis), la caries y por supuesto, eliminar las bacterias que provocan el mal aliento.

Lo cierto es que en la actualidad el uso de colutorios está muy extendido y es usado por gran parte de la población. Ahora bien, ¿es realmente necesario su uso? ¿No es suficiente el cepillado para mantener una boca sana y prevenir enfermedades periodontales? Los expertos aseguran que su uso tiene beneficios para la salud dental, pero que no es primordial. En concreto se referían a los enjuagues bucales cosméticos, ya que apenas tienen efecto sobre las bacterias que causan el mal aliento.

Tipos de colutorios

Por otro lado los colutorios terapéuticos son los que se venden con receta médica y los que nos prescribe el especialista. Estos tienen mayor capacidad para luchar contra la placa bacteriana y pueden ser el aliado perfecto para combatir la gingivitis y evitar la aparición de caries. No obstante, siempre hay que seguir las indicaciones del odontólogo, no abusar de ellos y utilizarlos únicamente después del proceso del cepillado.

Por otra parte, en el mercado podemos encontrar enjuagues bucales con o sin alcohol. ¿Cuál elegir? Los dentistas recomendamos que los colutorios no contengan alcohol ya que pueden provocar excesiva sequedad en la boca, y ésta puede provocar un incremento de actividad bacteriana. Además, el alcohol de los colutorios no tiene capacidad antiséptica en la boca, sino que se añade para que tenga propiedades conservantes.

En definitiva, podemos decir que los enjuagues bucales son un complemento perfecto para la higiene dental, y nos pueden traer beneficios para nuestra salud oral, pero es importante hacer un buen uso de ellos, solamente después de habernos cepillado los dientes y haber utilizado el hilo dental. Por supuesto, no es aconsejable elegir un enjuague bucal por su marca o porque nos resulte más atractivo por su precio. Nuestro dentista es el que nos puede aconsejar qué tipos de colutorios podemos utilizar dependiendo de nuestras necesidades y nuestro caso particular.

Finalmente recordar que los colutorios no son, en ningún caso, un sustituto del cepillado, ¡pues éste es esencial! Es un complemento ideal para cuidar nuestra salud dental y mantener un aliento más fresco. Los terapéuticos cumplirán la finalidad prevenir enfermedades periodontales, así como las caries.

 

Temática de las noticias
Comentarios recientes